Login     Area Cliente     Home  Hable Con Nosotros Tienda RP Club RP 
guia  básico iniciovolversiguiente  
 

6. La Química del Agua

El equilibrio del agua depende de tres factores que el propietario de una piscina debe conocer, para así mejorar la calidad del agua: el PH, la alcalinidad (TAC) y su dureza (TH).

    El PH o Potencial de Hidrógeno
   
 
 
El valor del PH nos indica si un agua es ácida o básica. La escala del PH se extiende del 0 al 14. Un PH de 7,0 representa la neutralidad. El PH se mide en función de la concentración de iones de hidrogeno.
- Inferior a 6,5 = ácida
- 7,0 = Neutra
- superior a 7,8 = alcalina
El PH del agua de una piscina se debe situar entre 7,0 y 7,6. Si el PH es inferior a 7,0 puede provocar la corrosión de todas las partes metálicas. Si el PH es superior a 7,4 las irritaciones de la piel y los ojos aumentan considerablemente, así como los depósitos calcáreos, así mismo, el efecto desinfectante del cloro disminuye sensiblemente. De la misma manera, es importante conocer las características del agua de la zona donde está instalada la piscina.
En función de la tasa de calcio o de magnesio disueltos en el agua, esta puede ser más o menos dura. El PH de las aguas duras es superior a 7 y en caso de calentamiento tenderá a subir todavía más. En presencia de agua dura, se recomienda verificar regularmente el PH. Si este fuera superior a 7,4 se debe añadir reductor de PH.
Con PH reductor los responsables de la dureza (sea calcio o magnesio), son neutralizados gradualmente. Por esta razón es necesario un control permanente del PH.
Este problema es menos acentuado en agua blanda. En este caso, el PH es generalmente inferior a 7. Se debe añadir aumentador de PH para estabilizarlo en la zona de confort (7,0 a 7,6).
   
 
 
La alcalinidad o TAC
   
El TAC muestra la alcalinidad del agua de la piscina, en función de la concentración de carbonatos y bicarbonatos presentes en el agua en forma de iones. El TAC se expresa en miligramos por litro de carbonato de calcio ( mg / l de CACo3 ) o en grados Franceses ºF (1ºF = 10 mg /l de CaCo3 ). Los iones carbonatos y bicarbonatos ejercen un efecto tampón contra las variaciones bruscas del PH. El conocimiento del TAC permite evaluar la capacidad de resistencia del agua a la adicción de productos básicos o ácidos. Por ejemplo, una piscina de 60m3 con una alcalinidad de 0ºF y un PH de 7,5, la adición de 1 litro de ácido clorhídrico reduce el valor del PH aproximadamente a 3,3. La adición de 1 l de ácido clorhídrico a la misma piscina, pero con TAC de 12ºF disminuye el valor del PH a 7,2. Para evitar variaciones bruscas del PH recomendamos que se mantenga el valor del TAC entre ( 8 – 12 ºF), esto es una alcalinidad de 80 a 120 mg / l en CaCo3. En ciertas regiones, el agua posee una alcalinidad bastante reducida, necesitando añadir ALCANAL. Una adición de 1,5 Kg por 100 m3 corresponde a un aumento de 10mg/ l en CaCo3 (1º F). En otras regiones el agua tiene una alcalinidad elevada, bastando una adición de PH reductor para reducir la alcalinidad hasta el valor deseado.
 
 
La dureza o TH
 
El TH se traduce como la dureza cálcica del agua de una piscina en función de la concentración de iones de calcio presentes. El TH se expresa en las mismas unidades que el TAC. La dureza cálcica del agua debe situarse entre 80 a 200 mg / l de CaCo3 (8 – 20 ºF).
- de 0º a 4ºF, el agua es demasiado blanda;
- de 4º a 8ºF, el agua es blanda;
- de 8º a 18ºF, su dureza es media;
- de 18º a 30ºF, el agua es demasiado dura.
La tabla de Taylor permite determinar el PH ideal del agua de una piscina en función de su alcalinidad y dureza cálcica.
 
  encabezadoiniciovolversiguiente
 
 
Site en Español
© Copyright 2008, RP Industries,SA. Todos los derechos reservados.